ARENA apoya la Ley Especial de Asocio Público-Privado (APP)

2. Desafortunadamente el Gobierno ya no puede tomar más deuda para grandes proyectos de infraestructura. Se ha tenido una media de MIL millones de dólares de deuda neta por año, desde 2009 y su destino es principalmente en gasto corriente. Luego de arribar a una deuda que supera el 55 % del PIB, ya no es prudente seguir con la estrategia de más deuda para gasto corriente. Hemos llegado a una situación donde la responsabilidad fiscal es algo que debemos discutir, y es de interés para El Salvador y por lo que ARENA impulsa que logremos construir un marco de regulación de esta naturaleza, de hecho ya tenemos una iniciativa de ley presentada en la Asamblea Legislativa.

 

3. El Gobierno se encuentra justamente como lo señalamos en una situación fiscal complicada, es conocido que no tiene recursos para realizar inversiones en obras de infraestructura y ampliar la oferta de servicios de interés social. Por ello es relevante y urgente establecer opciones de participación privada en soluciones para la población en un esquema de APP.

4. No obstante, el país necesita más inversión para ampliar las oportunidades de empleos y mayor crecimiento económico, por medio de generar una plataforma de primer nivel de obras de infraestructura. Queda regulado que estas obras tendrán que ser de propiedad pública pero con participación de recursos privados.

5. La Ley que hoy aprobamos de manera consensuada con todos los grupos parlamentarios, tiene justamente la finalidad de permitir la participación privada con instituciones del Estado en proyectos de infraestructura y servicios de interés público, sin que el Estado pierda la propiedad de la obra, infraestructura, del derecho o recurso público.

6. En nuestra condición de legisladores tenemos que dar respuesta, a la demanda principal de los salvadoreños, que es más y mejores oportunidades de empleo. Lo cual solo es posible con más inversión privada, lo que con la Ley de APP será posible pero en activos de propiedad del Estado.

En vista de lo anterior, apoyamos la aprobación de la presente iniciativa de Ley en beneficio de la familia salvadoreña y progreso de nuestro país.